Hacia un nuevo concepto de escuela

Hacia un nuevo concepto de escuela

La escuela pública de Educación Infantil y Primaria Ca N’Alzamora apuesta por las nuevas tecnologías como pilar fundamental para el desarrollo de su proyecto educativo.

El CEIP Ca N’Alzamora, situado en el barrio barcelonés de Ca N’Alzamora de Rubí, abrió sus puertas en el curso 2005 – 2006 con el firme propósito de “ser, más que una escuela nueva, una NUEVA ESCUELA”, tal y como afirma Julio Hernández, director del centro, quien aboga por un modelo educativo en el que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) sean una herramienta imprescindible para la transmisión del conocimiento.

Partiendo de esta premisa, el equipo directivo del CEIP Ca N’Alzamora desde el principio tuvo muy claro que quería diseñar un proyecto de centro adaptado a los nuevos tiempos, en el que las metodologías e instrumentos didácticos aprovecharan al máximo los beneficios que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance.

Y así lo hizo, el proyecto que presentado dentro del Plan Estratégico de Autonomía de la Generalitat de Cataluña y se basó en la incorporación de las TIC como elementos esenciales para conseguir un mayor rendimiento académico y facilitar la cohesión social en el centro.

Impartir clase en una aula sólo con la ayuda de una pizarra tradicional y una tiza sería dar la espalda a los adelantos tecnológicos de la sociedad.
Julio Hernández, director

Por ello, el CEIP Ca N’Alzamora, con la ayuda obtenida de la Generalitat, realizó una importante inversión que le ha permitido instalar pizarras digitales interactivas (PDI) en todas las aulas. En total, el centro cuenta con nueve equipos de Smart Board compuestos por pizarra y retroproyector, lo que permite que todos alumnos puedan disfrutar de las ventajas que ofrece este nuevo soporte.

Pero está claro que disponer de esta novedosa y moderna herramienta pedagógica no supone ningún avance si no se le da un uso adecuado. La formación del profesorado para sacar el máximo rendimiento a las PDI ha sido fundamental en el proceso de implantación de las TIC en las aulas de esta escuela. Según señala Julio

Hernández, “los profesores recibieron una formación inicial por parte de la Generalitat de Cataluña y ahora nos hemos inscrito en los cursos on line que ofrece la Fundación AULA_SMART®. Nuestro objetivo es conocer el funcionamiento de las pizarras y los software para poder utilizarlas en todas las áreas curriculares”. Adquirida la formación necesaria, los profesores se plantearon la necesidad de contar con el material didáctico apropiado para las PDI, por lo que el centro llegó a un acuerdo con las editoriales para disponer de los libros en formato PDF. De esta manera, los alumnos pueden visualizar en la pizarra las páginas de sus libros de texto y el profesor puede intervenir en los contenidos directamente desde la pizarra subrayando ideas principales, señalando elementos e imágenes…

Al principio, poder trasladar cada una de las páginas de cualquier tema y las fichas de trabajo a la pizarra y trabajar en ellas, parecía ciencia ficción, ahora ya es una realidad cotidiana que refuerza todas las actividades que realizamos en clase”, afirma Julio Hernández, quien, además, destaca el trabajo en equipo de los profesores: “ésta es otra de las claves de nuestro éxito. En todo momento han estado dispuestos a participar en este proyecto de nueva escuela y se han implicado al máximo utilizando las PDI y creando sus propios materiales didácticos con la utilización del software”.

Una vez instaladas las pizarras, formados los profesores y adaptado el material de trabajo, sólo faltaba comprobar los resultados en el aula. En el CEIP Ca N’Alzamora estudian niños de entre tres y once años y en todos los niveles se han instalado PDI.

Esta experiencia ha demostrado cómo los más pequeños se adaptan rápidamente a las nuevas pizarras, tal y como comenta Julio Hernández: “los alumnos de párvulos de tres, cuatro y cinco años ya se han acostumbrado a usar el dedo en lugar de la tiza a la hora de escribir y han pasado de la fase mágica, que para ellos representaba al principio, a la fase real”. La PDI representa un recurso didáctico muy útil para los alumnos que están empezando a escribir o que tienen dificultades psicomotrices; por ello, su uso desde el comienzo de la trayectoria escolar contribuye a evitar problemas de escritura en ciclos superiores.

Las pizarras digitales se han convertido en soporte complementario e imprescindible tanto para los alumnos como para los profesores del CEIP Ca N’Alzamora.

Además, las posibilidades que ofrecen de tener conexión a Internet en el aula facilita la resolución de consultas en tiempo real y ayuda a que el alumno pueda hacer un uso de los recursos de la red con la supervisión, los consejos y las pautas que le marca el profesor.

Tener en un aula ordinaria todos los recursos audiovisuales e informáticos a nuestro alcance.
Julio Hernández, director

La versatilidad de las PDI no sólo reporta beneficios en cuanto a la calidad de los contenidos educativos y su manera de trasmitirlos al alumno, sino que, además, ahorra tiempo y espacio, ya que permite ver y escuchar vídeos educativos sin tener que desplazarse a una sala exclusiva para las proyecciones.

El éxito de este concepto de “NUEVA ESCUELA” con la implantación de las TIC en las aulas ya es una realidad.

Ningún maestro de nuestro centro estaría dispuesto a prescindir de las PDI en su clase.
Julio Hernández, director