Noticia
29 junio, 2017

Cuatro chicas empatan con la nota más alta de selectividad

Tres estudiantes de Barcelona y una de Girona logran un 9,8 en las pruebas de acceso a la Universidad

Cuádruple empate femenino de la nota más alta en la Selectividad. Tres estudiantes de la provincia de Barcelona y una de Girona han logrado una nota de 9,8 en las pruebas de acceso a la Universidad (PAU), que se celebraron en Cataluña hace un par de semanas.

Esos 9,8, que les abren las puertas a las carreras universitarias que quieran, son los de Ivet Boada, del Instituto Santiago Sobrequés Vidal (Girona); Maria Torras, del Instituto Pius Font i Quer de Manresa; Mònica Torrecilla, del Colegio Santa Teresa Ganduxer de Barcelona; y Anna Sallés, del Aula Escuela Europea de Barcelona.

En el resto de provincias, la nota más alta de Tarragona fue el 9,75 de Arnau Dolç, del Instituto Antoni Martí i Franqués (Els Pallaresos). En Lleida también se produjo un empate a tres con un 9,5 de nota media: son Oriol Ruiz y Pol Morer, ambos del Instituto Samuel Gili i Gaya, y Laia Angrill, del Instituto Arrels II.

“Estoy muy sorprendida. Salí con buena sensación de los exámenes pero no me espera tan buena nota”, explicaba ayer Anna Sallés, del Aula Escuela Europea de Barcelona. Ella es una de las cuatro alumnas que sacó la nota más alta de Selectividad. La joven pretende matricularse en un doble grado de ingeniería física e industrial en la Universidad Politécnica de Barcelona.

La media de notas por asignatura se ha mantenido más o menos estable con respecto al año pasado. De hecho, pese al revuelo que causó en las redes sociales el resultado del examen de Filosofía —algunos alumnos se quejaron de la baja puntuación—, la media de la prueba fue de 6,27, apenas dos décimas más bajo que el año pasado.

Donde sí se registró un bajón de un punto y medio en la nota media fue en el examen de inglés, que pasó de un 7,52 el año pasado a un 6,09 en esta convocatoria. “El examen no tuvo ningún parámetro distinto al de otros años. Quizás las preguntas eran más inteligentes, pero no más difíciles. Este resultado no significa que los alumnos sepan menos inglés o que esté mal corregido”, justificó la coordinadora de las pruebas de acceso a la Universidad, Pilar Gómez.

La única asignatura con una nota media inferior a cinco ha sido Dibujo técnico, que pasó de un 6,43 en 2016 a un 4,74 este curso. Sin embargo, Electrotecnia, que el año pasado fue la única con media por debajo del cinco, ha remontado: en esta convocatoria, la nota media fue de 5,91.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN