Noticia
12 junio, 2017

La Junta de Andalucía defiende que en España se podría estudiar gratis

El Gobierno andaluz reta a Rajoy a armonizar las normas para eliminar el pago de matrículas

"Todos los estudiantes universitarios de España podrían tener matrícula gratis". Lo afirma el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, catedrático de física, anterior rector de Sevilla y ahora responsable de Universidades y de llevar adelante la medida de bonificar la matrícula a los estudiantes que aprueben. Está convencido de que es absolutamente viable, como demuestra el interés manifestado por otras instituciones académicas "de todos los colores" por la medida, y reta al Gobierno de Mariano Rajoy a armonizar la normativa para que sea posible.

Sus números son los siguientes. En 2010, las Administraciones aportaban a las universidades del país 6.774 millones de euros. Si se recuperara ese nivel de inversión, todos los estudiantes que aprueben en España podrían disponer de matrícula gratis en los centros públicos y dedicar las becas a complementar las ayudas a los estudiantes.

Arellano ha destacado, en este sentido, que el 40% de los 900 millones que se destinan a becas se destinan a pagar matrículas, por lo que pierden su verdadero carácter de complemento y ayuda al estudio de carácter social. Además, según ha defendido, mientras el gasto en becas ha bajado en 240 millones, el número de estudiantes que cumplen las condiciones para beneficiarse de las mismas ha crecido por los efectos de la crisis en las familias. Con la aplicación de una medida como la andaluza, este déficit en la prestación se aliviaría.

En Andalucía, según asegura, salen las cuentas. El coste de la medida, dirigida a los 250.000 estudiantes universitarios que ahora pagan cada año 756 euros por un curso completo, rondará los 30 millones de euros (el 2% del presupuesto de las universidades). El consejero afirma que este coste saldrá de las cuentas de la Junta y que nada tiene ver con los 228 millones de deuda con las universidades. "Eso es un asunto de tesorería que se remonta a 2015. El resto de ejercicios está liquidado", asegura.

El consejero defiende que la medida sea universal y que la única condición sea el aprobado. Lo justifica en que, para la Junta de Andalucía, la educación es un servicio como la sanidad, los niveles obligatorios de educación o la justicia, para los que no se tiene en cuenta el nivel de renta del ciudadano a la hora de garantizar la prestación.

Para tener derecho a esta bonificación, que dejará el precio de cada crédito en menos de un euro, solo será necesario haber cursado y abonado un curso completo en una Universidad andaluza, donde se establece cada año el precio de matrícula. Ahora asciende a 756 euros. Este precio es único independientemente de qué carrera y dónde se curse. Se establece así para que el factor económico no sea determinante en la decisión de los alumnos para su futuro.

Universalizar esta medida, evitaría también, en opinión del consejero las diferencias en el territorio. En Cataluña, cada año de Medicina puede suponer 3.000 euros y unos 2.000 cada curso de otras disciplinas. En Madrid, la cifra es de 1.800 euros, según ha explicado Ramírez de Arellano.

El modelo para extender la bonificación completa de las matrículas universitarias es equiparar la universidad española a la de los países más avanzados de Europa, como Alemania, donde la gratuidad es el modelo público para estas entidades.

Fuente: EL PAÍS - EDUCACIÓN